Apuesta

Llevo una maleta vacía
los recuerdos los llevo en la piel,
tengo la mirada perdida
por no saber donde miran mis pies.

Me desconcierta la incertidumbre
ya es costumbre dejarnos atrás
y si no aciertas en tu aventura
es culpa tuya por querer apostar.

Tuve que huir, de mi hogar,
para poder vivir, para poder medrar.
Me quedaré, más allá,
donde sepas de mi, y te pueda olvidar.

Buscábamos placeres
que no vas a encontrar
que importa de donde vienes
si sabes bien donde vas

No te preocupes si andas perdido,
cualquier destino será tu final.
Y si no aciertas en tu aventura,
es culpa tuya por querer apostar.

Tuve que huir, de mi hogar,
para poder vivir, para poder medrar.
Me quedaré, más allá,
donde sepas de mi, y te pueda olvidar.